1

Disputar el sentido de los símbolos culturales es una de las claves fundamentales de la política. Si hay un movimiento social que ha sabido comprender esto, ese ha sido el feminismo.

Una prueba de ello es por ejemplo la conversión en un icono de la emancipación de la mujer del cartel de propaganda de guerra de Howard Miller (We Can do it!), de 1943, en el que aparece una mujer vestida con mono de fábrica arremangándose un brazo. El objetivo del cartel era animar a las mujeres de los años 40 a participar en el esfuerzo industrial de guerra estadounidense en plena Segunda Guerra Mundial. Se trataba así que las mujeres pasaran del ámbito doméstico al de la fábrica. Había que fabricar armas, municiones y toda una serie de productos relacionados con la guerra, y el gobierno estadounidense fomentó una potente campaña de publicidad para convertir a las mujeres en mano de obra industrial.

Seguir leyendo “Las esencias y los feminismos”