Buscar

Zona de Ruptura

Categoría

Bipartidismo

Nubes, claros y cortinas de humo en el horizonte

300px-Joseph_Mallord_William_Turner_-_Snow_Storm_-_Steam-Boat_off_a_Harbour's_Mouth_-_WGA23178

La crisis catalana, cuyas consecuencias siguen siendo aún impredecibles, anuncia un posible cierre conservador a la crisis de representatividad que vive el régimen del 78 desde  2010.

Seguir leyendo “Nubes, claros y cortinas de humo en el horizonte”

Anuncios

Catalunya y la banalización de la democracia

Congreso-diputados-bicameralismo

La crisis política que está enfrentando al Gobierno español con el Govern catalán es la versión específicamente española de algo que está aconteciendo a nivel global: la extensión de un mundo donde cada vez más desaparecen los marcadores de certeza.

A Europa occidental, con unas sociedades acostumbradas a unos relativamente altos niveles de seguridad, bienestar y prosperidad, la disipación de las certidumbres se le está atragantando. Esta realidad está produciendo fenómenos sociológicos diversos propios de un mundo que cambia, pero no sabe hacia dónde. Y esta conciencia está siendo proyectada bajo la forma de una gran ansiedad ante un futuro sobre el que se ciernen inquietantes interrogantes.

Seguir leyendo “Catalunya y la banalización de la democracia”

La Patria y la izquierda

A raíz del conflicto actual entre el gobierno de la Generalitat de Catalunya y el gobierno de España, son numerosas las voces que claman, con razón, contra el problema de la reconcentración del conflicto político en torno a los ideales de “patria” y “nación”. Alberto Garzón por ejemplo, actual líder de Izquierda Unida, ha sido muy vehemente a la par que convincente al relatar que el enfrentamiento entre nacionalismo español y nacionalismo catalán extiende una espesa cobertura de humo sobre otras problemáticas de fondo, más relevantes, como las relacionadas con las cuestiones sociales. Así, en una entrevista en el Huffingtonpost, asegura:

Creo que primero debemos partir de la idea de que el nacionalismo español ha creado durante mucho tiempo el nacionalismo e independentismo catalán, y que el independentismo catalán también genera el nacionalismo español. Y este rebrote del nacionalismo español, que tiene su visión gráfica en la puesta de banderas en los balcones, desde luego es un escenario muy favorable al PP. El PP jamás podría rentabilizar la política desde el campo de la corrupción o desde el campo de lo social, porque todo el mundo sabe que es un partido corrupto y que recorta. Pero, en cambio, en el tema nacional puede rentabilizarlo si consigue que gran parte de la población, en vez de pensar en sus condiciones materiales de vida, piense en una supuesta identidad española perjudicada o amenazada por el independentismo[1].

Seguir leyendo “La Patria y la izquierda”

El hoyo y el “mambo”

tomasito-11-02-17En mi tierra, la barroca Andalucía, cuando decimos “camino del hoyo”, nos referimos a la muerte. El epiléptico, excesivo y maravilloso “Tomasito”, ciudadano gitano de las Españas, popularizó una canción de flamenco-rock con ese nombre, que no es otra cosa que un cántico a la vida, al no dejarse arrastrar por la tragicomedia del mundo y aprender a vivirla con intensidad, porque, finalmente, todos vamos al mismo sitio: al hoyo. Escúchenla, porque es una obra de arte:

https://www.youtube.com/watch?v=ZSGwL5OSKAM

La epicúrea recomendación del “Tomasito” no vendría mal estos días en España, en un momento clave, en el que muchos parecen asustados porque el “régimen del 78” va camino del hoyo. A todo le llega su hora, y nuevas cosas surgen del abono que proporciona la muerte. No es el apocalipsis. Es el inflexible ciclo de la vida. El problema es que tipo de nuevo mundo se alumbre. No soy muy optimista al respecto, aunque existen luces. Mi convicción es que sólo a través del combate político-social, de la organización de la sociedad civil, y del apoyo en partidos que estén con las mayorías sociales, podrá darse espacio a tales luces.

Seguir leyendo “El hoyo y el “mambo””

Susana sabe, pero no se entera

«Lo único que te pido como secretaria general y como presidenta es que nunca me hagas elegir entre las dos lealtades, porque soy presidenta de todos los andaluces»

Esta frase, copiosamente reproducida en la prensa digital e impresa, fue pronunciada por Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía y líder del PSOE-A, dirigida a Pedro Sánchez, presente en el acto, en el reciente congreso regional del PSOE en Andalucía.

Seguir leyendo “Susana sabe, pero no se entera”

Moix, la caída de un anti-sistema

El ya dimitido Jefe de la Fiscalía Anticorrupción, Manuel Moix, ha caído porque en España ha resurgido con fuerza un periodismo que milita en la profesión con vocación y profesionalidad, y ha ocupado el espacio que el diario “El País” dejó vacío hace mucho tiempo. Los periodistas de infolibre.org, el diario.es, público, Ctxt y un largo etc están demostrándonos que existen sectores del llamado cuarto poder que no están supeditados ni son correa de transmisión de los otros tres, que se toman muy en serio su labor de servicio público a la sociedad, estando más que dispuestos a ejercer las dos tareas fundamentales que debe ejercer el periodismo en una sociedad democrática de masas (y de audiencias): vigilar al poder político y favorecer la existencia de una escena pública donde pueda desarrollarse la libertad de opinión, formada e informada. Elementos indispensables para que podamos tomar decisiones públicas a través de la discusión y la confrontación conflictiva de pareceres.

Seguir leyendo “Moix, la caída de un anti-sistema”

Los soldados a casa

La cara de Carmona durante la rueda de prensa de Susana Díaz

Jose Luis Rodríguez Zapatero ganó las elecciones generales en 2004 en el terrible contexto de los atentados del 11-M en Madrid. El Partido Popular hizo un cálculo electoral acertado y tomó una decisión terrible que marco su derrota. El cálculo era que si se sabía que el atentado tenía origen yihadista la gente haría uso de sus conocimientos básicos de aritmética, y concluiría que la bomba nos la pusieron por la participación de España en la guerra de Iraq. La decisión terrible fue que el gobierno de Aznar se atrevió, para evitar la conclusión anterior, a mentirnos de manera miserable, insultando con ello no sólo a nuestra inteligencia sino a la dignidad de nuestros muertos, asegurando que el atentado había sido provocado por ETA. El PP perdió estas elecciones no porque nos metiera en Iraq y de ahí se derivara el atentado terrorista, sino porque nos metió en la guerra de Iraq en contra de lo que pensaba toda España y cuando nos pusieron las bombas, encima, nos escupió en la cara, con sus falsedades, el desprecio enorme que sienten por la sociedad en su conjunto.

Seguir leyendo “Los soldados a casa”

Lo quiero muerto hoy

Cuentan las malas lenguas que, en la víspera del Comité Federal que defenestró a Pedro Sánchez , éste envió a una de sus partidarias, la secretaria general del PSOE en Baleares, Francina Armengol, para pactar un sometimiento claro de Pedro Sánchez a lo que dijeran los jerarcas del partido a cambio de mantenerse en la Secretaria. Susana Díaz le contestó a Armengol: “Oye Francina, veo que no te has enterado. Yo a éste lo quiero muerto hoy”.

De ser cierta esta anécdota, que desde luego es bastante plausible, se desprenden dos cosas, interesantes si reflexionamos sobre ello a tenor del resultado de las primarias del PSOE, en las que el muerto Sánchez no sólo ha resucitado, sino que ha recuperado la corona, y a lo grande, ya que, contra todo pronóstico, no solo ha vencido a Susana Díaz, sino que ha superado el 50% de los votos. Más de diez puntos por encima de la representante preferida por el establishment socialista y buena parte de la derecha política y mediática.

Seguir leyendo “Lo quiero muerto hoy”

La deshonestidad intelectual de Elena Valenciano

Uno de los peores pecados que puede cometer  un representante político es el de la deshonestidad intelectual. Puedo comprender que por razones de estrategia política se utilicen determinadas artimañas del lenguaje, subterfugios retóricos, circunloquios argumentativos. Puedo entenderlo, aunque prefiero políticos que hagan el menor uso de ello.

Lo que me resulta insoportable, y lo que es más importante, muy peligroso para la calidad de nuestras democracias, es ese tipo de deshonestidad intelectual que tiene como único objetivo tender redes de engaño y que, de manera no confesada, parte de la premisa de que el personal es absolutamente imbécil e incapaz de pensar por sí mismo. Esto es muy preocupante, porque estamos hablando de la gente que nos “representa” en función de su cargo público. Y que alguien nos “represente” es algo muy serio. Porque un representante público es el portador de un determinado “poder” cuya cristalización es el resultado de innumerables luchas sociales. Ese poder se llamar “poder del pueblo”, e hizo falta mucha sangre para que lograra instaurarse como fundamento último de la legitimidad de nuestros representantes.

Seguir leyendo “La deshonestidad intelectual de Elena Valenciano”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: